Una semana por la paz en el momento decisivo de la paz del 6 al 13 de Septiembre de 2015

logo_semana_por_la_paz

La construcción de la paz duradera y estable y el fin del conflicto armado interno precisan la consolidación de una amplia y fuerte voluntad de paz de la sociedad civil, el Estado y las Guerrillas, que imprima fuerza y optimismo al proceso de paz y nos acerque al fin del conflicto armado y de todas las violencias que nos afectan. La Paz y la reconciliación nacional exigen un cambio de una cultura del descarte, la  indiferencia, la exclusión que nos está deshumanizando, a una cultura de la vida, de reconocer al otro y nos permita encontrarnos y unirnos en mayores acciones organizadas de la sociedad colombiana que nos permita seguir construyendo paz en el campo y en la ciudad, y avanzar por el camino de construcción de la verdad, la justicia, y la reparación integral de las víctimas.

El año 2015, además de año de alta intensidad en las conversaciones de paz, es un año de elecciones territoriales (25 de octubre). Los próximos gobernantes locales tendrán una gran responsabilidad en la primera fase de aplicación de los acuerdos Gobierno-FARC, razón por la que los ciudadanos electores nos hacemos corresponsables de garantizar gobernantes idóneos y comprometidos para avanzar con decisión en la construcción de la paz duradera y estable.

SEMANA POR LA PAZ 2015: Esperanza y reconciliación

La paz se construye en la cotidianidad, tejiendo relaciones entre los distintos y distintas en pensamiento, actitudes y acciones. Bajo esta perspectiva invitamos a que en este 2015 realicemos con entusiasmo una semana por la paz, que rodee de apoyo las conversaciones de paz y les exija a las partes más y mejores avances que nos llenen de optimismo y esperanza. Una semana que nos convoque a seguir propiciando la reparación eficaz de las víctimas, que coadyuve a despertar y canalizar todas las capacidades locales y territoriales para la construcción de paz, que proyecte la iniciativa de niños, niñas y jóvenes que constituyen la primera generación de paz en medio siglo. Una Semana por la paz que en su propuesta metodológica busca tener rostro juvenil.

Invitamos a todos a que nos sintamos constructores y constructoras de paz, con fuerza y esperanza, a participar e impulsar foros, caminatas, seminarios, actos simbólicos, jornadas de reflexión, actos que evoquen la reconciliación, pactos de paz, jornadas lúdicas con niños y niñas, acciones juveniles, artísticas y culturales, entre otras muchas actividades que evidencien nuestro compromiso diario por la paz. Este año nuestro compromiso por la paz y la reconciliación seguirá siendo nuestra bandera en donde los gestos del “encuentro” con el otro y la otra nos permitan sentirnos más  humanos, más cercanos, más hermanos. Necesitamos recuperar la sensibilidad de una mirada, de un abrazo, de un saludo en donde dejemos de mirarnos como extraños y distantes y nos ayude a unirnos para realizar actividades que nos comprometan antes de semana por la paz y después, hasta hacer posible el desarme del corazón, de las comunidades y de las estructuras.

En Semana por la paz, participamos todos con amplitud y pluralidad, demostrando gran entusiasmo por la paz y la reconciliación: iniciativas de paz locales, territorios y comunidades de paz, redes de mujeres y jóvenes, movimientos sociales y sociopolíticos, partidos, grupos eclesiales, académicos, empresarios, autoridades locales. Todos nos expresaremos con decisión y amor por la vida.

Comité Coordinador Semana por la paz 2015.

SAM_1181-2

SAM_1184-2

SAM_1198-2

SAM_1224-2

SAM_1228-2

SAM_1982-2

SAM_2023-2